sábado, 12 de noviembre de 2022

En estas elecciones, despertó el gigante dormido que el latino llevaba dentro

Por Ramón Pagán

Reflexionando sobre lo que muchos dicen, que “el voto latino es un gigante dormido”, pienso que tiene mucho de cierto. pues ese gigante ha empezado a despertar en el mejor momento de nuestra historia reciente.

No es menos cierto, que en las elecciones de medio-término del pasado martes, el voto latino jugó un papel preponderante; tanto así, que las encuestas realizadas a boca de urna por importantes medios de comunicación, entre ellos The Washignton Post y Univisión, así como organizaciones sin fines de lucro con alcance nacional, aseguran que el voto latino se hizo sentir de muy buena forma.

La noticia es propicia para compartirla, debatir, aprender, y más importante aún, motivarnos a continuar participando en cada proceso eleccionario que se desarrolle en lo adelante, para hacernos sentir y entender que nuestro voto establece la gran diferencia.

Es oportuno reconocer la encomiable labor de muchos de nuestros líderes latinos que motivaron y movilizaron ese voto en esta elección, que hizo grandes aportes al futuro inmediato de esta gran democracia.

Sin duda alguna, la influencia del liderazgo latino en la participación de nuestros votantes fue crucial para la mayor participación hispana, y determinante para el desenvolvimiento político-electoral reciente. Eso debe ser continuo, con el propósito de avance y un mensaje educativo y sincronizado, que involucra lo económico, cultural, deportivo, literario, artístico, comunicacional y que trascienda en las razas y etnias, para despertar conciencia en todos y mejorar el modo de vivir.

Aún más importante es, reconocer la participación del votante latino que fue activo y se convirtió en protagonista en esas elecciones, especialmente la última generación de ciudadanos que demostraron mayor interés a la hora de ejercer el voto.

Los nuevos votantes también impulsaron una ola de candidatos jóvenes que transmiten el mensaje sobre la renovación del liderazgo y desyerbar el camino para el empoderamiento juvenil que estaba dormido.

Aunque entendemos que la participación del voto latino puede ser abrumador, tenemos tiempo para despertar ese gigante dormido que llevamos dentro.

Resta agradecer a todos, haber aceptado el llamado de ejercer su derecho al voto, de elegir y ser elegidos, para que nos ganemos el respeto de todos en esta gran nación que nos acogió.

¡Continuemos adelante, aún queda mucho por hacer!

4 comentarios:

Manuel Avendaño dijo...

Felicitaciones por tu artículo Ramón Pagán

Anónimo dijo...

Felicitaciones siga adelante Ramon Pagan

Anónimo dijo...

Ramón, Tienes toda la razón del mundo, Los hispanos estamos participando más en los procesos electorales.🙏🙏🙏

Anónimo dijo...

Enhorabuena, Ramón! Seguimos avanzando.

Publicar un comentario